miércoles, 1 de enero de 2014

El duro peso de la soledad y la pobreza



Anoche mientras viajaba rumbo a la casa de mi familia, donde festejaríamos la llegada del 2014 miraba al pasar algunas casas de Casbas, la mayoría con puertas y ventanas abiertas por el calor e imaginaba en algunas, con la esperanza que llegara alguien, aunque solo fuera de pasada para desearles feliz año nuevo.
Pensé en ese instante que duro es estar solo/a y ser pobre, cuando estas dos cuestiones se juntan, se torna gris cualquier festejo; mientras que la gran mayoría engrosábamos nuestros vientres, cenábamos y tomábamos como si, al día siguiente no hubiera mas provisiones, ellos allí...Seguramente tristes, pensando cuantas cosas fueron perdiendo en esta vida...
Que bueno seria, que el año que viene, en la fiesta de fin de año, tuviéramos en cada pueblo la capacidad de crear y poner en marcha la cena de los solitarios; para que al menos, se sintieran un por menos solos.
Nestor O Salgado
Consejero Cristiano
Consultas Gratis Aquí

Publicar un comentario